Twitter

viernes, 25 de enero de 2019

Razones

Contra todas las fuerzas
Del mundo me levanto.
Contra la gravedad, contra la autoridad.
De los sueños extraigo la materia
De mis actos.
Construyo la vida a partir
De ellos.
No llueve, pero el cielo está oscuro.

Las razones de todos no me interesan.
Las mías, para cada movimiento,
Cada decisión, las tengo bien resguardadas.
A nadie le interesan, por eso las conservo.
Los muros de mi interior
Están escritos, de arriba a abajo,
Con las razones que nadie nunca
Querrá escuchar.

domingo, 13 de enero de 2019

Una mañana

El mundo siempre puede volverse aún más insignificante. Siempre pueden las personas viles serlo aún más, la miseria intelectual no tiene límites.

Se enaltece una figura, sus valores, su ideología, y no se imponen, pero se les proclama como valores e ideologías que debieran prevalecer. Se disfraza con buenas intenciones la mediocridad, los hechos no significan nada, solo importa la intención y lo que diga El Líder. No entiendes, porque te opones a él. Debes dejarte llevar. Ser parte de.

Los líderes ciegos, los líderes que solo escuchan sus propias palabras. Solo necesitan convencerse a sí mismos.

La vida se puede volver tan insignificante como uno lo desee. La de los demas, la propia. Nunca hay suficiente silencio para poder escucharse a uno mismo. En las demás personas no está la propia paz. La vida se puede realmente volver insignificante cuando una sola cosa la ocupa, y se olvida uno de que además hay cielos, flores, palabras con significados que no imaginamos. La muerte significa algo más, mucho más de lo que te acostumbras a creer.

Necesito.
¿Qué es lo que necesito?

sábado, 27 de octubre de 2018

Pessoa

Sobre las nubes, el sueño
la nostalgia, el dolor, Lisboa,
blanco el sol y fantasmas dentro
de las sombras.

Recuerdo del paseo
de almas entre sus renglones
entre sus lluvias, luces
gris rostro inexpresivo.

Hondo abismo de verdad
y fria mañana, encontrada
al final del laberinto
llamado Noche.

Invocar rebaños,
llamar al desasosiego,
cambiar quién se es,
Lisboa...

martes, 24 de julio de 2018

Un momento estático

Un momento estático
dañado por el viento
por el frío inclemente
por sí mismo con sus uñas
y sus dientes
por el fugaz olvido
por la memoria deficiente
por el deseo de revivirlo.

Una mano extendida
que se encuentra con otra
en la honda oscuridad que las rodea
que no la buscaba
pero una vez unidas
construyeron más momentos
estáticos congelados por el viento
frío que los hizo correr.

Y corrieron tras el viento
tras esos momentos
uno tras otro
estáticos
tras sí mismos.