Twitter

lunes, 18 de noviembre de 2019

Orión

Te veo casi siempre
en lo alto del cielo nocturno.
Y estás ahí, con tu silencio,
con el lamento que calla
pero que no para
de venir a mí en sueños.

No fue necesario
que emitieras sonido alguno.
Lo decían tus pasos,
tus orejas,
y yo sabía qué significaba
cada color en ti.
 
Y sabías algo
que aún ahora
no puedo decir con certeza.
Lo sabías,
yo sé qué sabías,
y que lo dijiste a tu manera.

Pero nunca he podido
comprender todo lo que dices
o saber si sabes
que me hablan tus ojos,
tus ojos que dicen
que me comprendes.

domingo, 27 de octubre de 2019

Noche inmóvil

Es un grito silencioso
Un dolor sordo
La continua imagen grabada en el alma.
No hay tristeza, solo un vacío.
La sensación de que algo falta
De que el tiempo ha arrebatado algo
y que ya solo es posible verlo muy pequeño,
muy lejos en el horizonte
al mirar atrás.

Son lágrimas de desconcierto,
incontenibles,
de aturdimiento,
incomprensibles.
Es una noche desierta,
abandonada, inmóvil,
en que solo ecos responden.
Y no se espera hallar alma alguna,
en las profundidades de este espejo,
ni saber volver.

sábado, 7 de septiembre de 2019

La Luz

En la nada, explorando la oscuridad
vine a encontrar una luz.
En los caminos, una dirección que siempre seguí,
estaba la respuesta inherente a mí
y que se ocultaba al creer saber cuál era.

Se encontraba en esa luz, mi vida,
la historia, la mía, y la de todo el mundo;
los momentos muertos, y los que quedan por vivir;
lo que he sentido siempre y lo que he de sentir.

Antes solo se sentía el dolor, sin origen,
sin forma de combatirlo;
solo sentía las manos empapadas y el olor a hierro.
Y ahora sé, y veré, e intentaré sanar.
¿Estará en esa luz la cura
a esta herida, que existe
desde el momento de nacer?

sábado, 20 de julio de 2019

Carmen

Esta mañana tenía una extraña paz.
El cielo blanco, el aire húmedo, viento gélido.
Quietud, las aves cantaban solo por cantar.
Y pensando en los difuntos al despertar,
algo había ahí, en esa extraña mañana,
de inevitable destino.