Twitter

domingo, 20 de febrero de 2011

Entrevista a Salvador Dalí


En Twitter, #juayderito ha estado en trending topics desde el día de la entrevista que Joaquín López-Dóriga hizo al actor Anthony Hopkins. Historia que todos ya deben conocer. Bueno, un amigo "retuiteo" el tweet de alguien que decía:
Es gracioso lo de López-Dóriga, pero seguro no recuerdan cuando Zabludovsky le preguntó a Dalí con qué se comía el ADN.
Y adjuntaba un enlace al video de la entrevista en cuestión, en la que el maestro Dalí era entrevistado por el ignorante señor Zabludovsky. Mi admiración por la obra de Dalí es grande y no contuve mis ganas de ver la entrevista. Aquí el video de la primera parte.


Menciona Dalí algo sobre el ADN, algo muy curioso que mi padre y creo que un doctor que me dio clase de Histología ya me habían dicho. "¿Y eso para qué sirve, maestro?", pregunta Zabludovsky. "Para la inmortalidad, entre otras cosas", le contesta Dalí. Eso se me hizo muy curioso, pero no quiero profundizar mucho en ello, ya que creo que tal vez escriba yo mi manera de interpretarlo, que puede ser completamente errónea, y tal vez al final me de cuenta de que en verdad no lo comprendo en absoluto. Simplemente, dejémoslo en que ahora me pregunto si mi padre escuchó eso de Dalí. Lo pudo haber leído o escuchado en cualquier otra parte, pero me interesaría saberlo.

Aquí los enlaces para las demás partes de la entrevista, por si les apetece verla completa. Segunda parte. Tercera parte.

miércoles, 2 de febrero de 2011

San Luis contemporáneo

Vamos, todos sabemos la situación en la que se encuentra el país. En algunas ciudades la violencia ha tenido una mayor presencia, a diferencia de algunas otras en las que aún creemos que hay tranquilidad. Yo tenía a San Luis Potosí en este segundo grupo, a pesar de estar consciente de qué también ha habido balaceras y esas cosas a las que México se está acostumbrando. Tal vez no tan seguido como en otros lugares del país, pero de que ha habido cosas, las ha habido.

Desde el año pasado cambié de parecer. Puede que San Luis no se comparé con ciudades como Ciudad Juárez o Reynosa, pero creo que, por lo menos, ahora me doy cuenta de que no es tan pacífica como antes pensaba.

Hoy tenía clase de Bioquímica, a las 5. Mi facultad está al lado del parque Juan H. Sánchez (conocido también como el "parque de Morales", por encontrarse cerca de dicha colonia), en una de las avenidas principales de la ciudad. Tuve mi clase, salí a las 5:50 aproximadamente y hasta ahí todo normal. Iba saliendo con mis amigos cuando nos detuvo una compañera y nos dijo que nos regresáramos, que no nos iban a dejar salir, que había tiroteo en el parque. Me llegó un mensaje, era mi ma' que me lo confirmaba y me decía que me quedará en la escuela. De todas maneras, no nos iban a dejar salir.

Pasaban los minutos y solo veíamos pasar a las patrullas y a los militares a toda velocidad. Yo me preguntaba cómo le haría para llegar a mi departamento, por el hecho de que está en las inmediaciones del parque y por el riesgo que significaba en esos momentos estar cerca del mismo. No me quedaba más que esperar.

Fueron más o menos 30 minutos hasta que nos dejaron salir. Por si acaso, un amigo me trajo en su coche.

No tengo idea de cómo haya estado el asunto y la verdad es que poco me interesa, pero algo sí se me hace curioso: ayer se manifestaron los universitarios en contra del aumento a la tarifa del transporte urbano, justamente en la misma zona en la que hoy hubo balacera. Mañana se esperaba que los estudiantes volvieran a tomar camiones y parar el tráfico, pero ahora me pregunto que pasará por lo que hoy ocurrió.

Así, amigos, es el San Luis contemporáneo.