Twitter

lunes, 31 de diciembre de 2012

Promesas del reloj

Las promesas del reloj
las ilusiones que provoca
el que el calendario
marque cierto día
son tan frágiles
y tan
insignificantes.

Podría deshacerme de todo el tiempo,
de los días y de las horas,
vivir siempre
y nunca.
Aún así,
creo que a pesar de todo,
no te podré encontrar.

Estás en alguna parte,
donde el tiempo no te alcanza.

__________________________________

Este es un poema algo viejo, escrito a finales del 2011, pero que decido publicar aquí hasta ahora. Creo que vale la pena compartirlo, a pesar de que, por su antigüedad, no es muy vigente lo que en él quería decir.

martes, 25 de diciembre de 2012

De la espera

Los ruidos del pasado,
el sentimiento de no tener nada,
de ausencia,
el pensamiento estancado
en imágenes lejanas
en el espacio
y el tiempo.

Un frío que agrieta el alma,
que congela la paciencia
y vuelve insoportable
cada parpadeo,
cada respiración,
cada segundo
en que se es.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Una mañana

Solo es una mañana. Y eso es justo lo que me consuela, que sea solamente eso y nada más. Es un momento específico compuesto de cosas que hacen que esta mañana sea mañana y no sea algún momento de angustia o de aburrimiento. Es un despertar, el sol se asoma una vez más, mis ojos ven de nuevo y vuelvo yo a formar parte de este mundo. Nada pareciera verdadero, pero se me terminaría el tiempo intentando comprender por qué es esto lo que tenía que ser y no hay más que esto, lo que tuvo que ser. Tener el descaro de ser. Lo que hay más allá de los párpados es de dudosa autenticidad. De esta mañana no intento hacer nada más que lo que es. Que mis ojos atrapen imágenes y la mente no intente hacer nada con ellas.