Twitter

domingo, 30 de octubre de 2016

Otoño

Se marchita el año
al inundarse el aire de nostalgia,
se percibe inquietud,
un aroma dulce,
calor en el ser
al ser acariciado por el cierzo.

Se incendia el horizonte
antes de caer la noche,
larga y sosiega,
de calles frías y solitarias.

Después del rocío,
brota el dorado amanecer,
y hay de nuevo en la piel
ansiedad, música, añoro
de otros tiempos lejanos.

Hay en el cielo agonía,
un recuerdo de tristeza,
cuyo consuelo no queremos 
que llegue nunca.